Misioneros Residentes

Luis Resto y Familia                                                


    Las facilidades de nuestro campamento exigen un cuidado especial y continuas mejoras de estructura para que cada retiro sea una experiencia inolvidable para nuestros campistas. Por tal razón nuestros misioneros Luis y Doris Resto cada día entregan de su tiempo y sus energías para que nuestro campamento luzca mejor cada vez. Esta pareja de hermanos que han dejado las comodidades de la ciudad para dedicar por completo sus vidas al ministerio y a nuestro campamento que es su hogar y por consiguiente todo aquel campista que les visita se constituye en parte de su familia. Para ellos pedimos sus continuas oraciones y su apoyo tanto físico como económico para que puedan continuar haciendo esa ardua labor en nuestro campamento. ¡Solo A Dios Sea La Gloria!